Paseando con mi niña interior

15/12/2017

Autor:

En una alegre y soleada mañana me dispongo a visitar Paseos, un espacio de desarrollo personal y transpersonal en San Lorenzo de El Escorial.

Para llegar a Paseos, paseo por las calles del centro de San Lorenzo, estas calles siempre me han transmitido magia y misterio a partes iguales, atisbos de vidas pasadas escondidas en casas solariegas, en rincones que sólo el visitante sin prisa puede percibir. Es mi caso. Disfruto andando, cual niña que baja la cuesta con alegría recibiendo el sol mañanero mientras pienso en la breve conversación telefónica con Begoña, la fundadora del centro.

 

Yo. Hola, Soy Carmen, estaba interesada en visitar Paseos, me han hablado mucho del centro y me gustaría que me contaras lo que hacéis…He mirado vuestra publicidad pero tengo muchas dudas, vamos, que no me entero de la mitad de las palabras...Bioenergética, Bowspring, transpersonal…

 

Begoña. Jajaja, claro, vente el lunes por la mañana si puedes y charlamos

 

Yo. Ok nos vemos el lunes, perdona por ser tan sincera pero es que me resulta todo un poco raro y no sé si será para mí, si me sentiré extraña…

 

Begoña. Ok nos vemos el lunes y no te preocupes, ya verás, esto es un refugio

 

 

 

No quise añadir más dudas, bastante le había dicho ya a la pobre, pero vamos, que aparte del yoga no sé nada de terapias alternativas..y lo más intrigante..¿Qué habrá querido decir con Refugio?

 

Un refugio…un refugio….

 

Llego a la puerta de Paseos, su entrada me produce confusión, un crisol de colores, azul, verde, marrón.. Me recuerda a la naturaleza, agresiva y atractiva a partes iguales, un caos con su orden particular.

 

 

 

Begoña me abre la puerta, ella, sus ojos verdes y su sonrisa me inspiran paz,

 

 

 

, la misma que el interior de la sala principal, contraste total con la entrada: la sala es un espacio diáfano, monocromático y luminoso, con pocos estímulos que te llevan a la calma, sólo interrumpido por unas lámparas de cartón de huevos reciclado junto a las ventanas que arrojan una luz cálida y envolvente.

 

 

 

 

 En el mismo espacio diáfano pero apartado de la sala principal, separado de la misma por una cortina de formas que evocan las nubes o quizás el bamboleo de las olas del mar, se sitúa una pequeña sala junto a un gran ventanal con una espectacular mesa de tronco alrededor de la cual nos sentamos con una taza de té, rodeadas de plantas y buen rollo, de ella y del centro.

 

 

 

 

 

 

 

Yo. Hola,  ¡¡¡Me encanta el espacio!!! Me transmite algo muy muy agradable y extrañamente familiar.

 

Begoña. Sííííí hicimos una reforma total de la mano del estudio de decoración The Numen Studio (www.thenumenstudio.com), que están aquí en el Escorial. Luego ves el baño, es una obra de arte. La distribución, los detalles, los materiales, todo tiene un porqué, aunque no te fijes, lo percibes de una forma sutil, te genera las sensaciones que queríamos transmitir, principalmente la de que Paseos es un refugio:

 

Un lugar donde cada persona pueda sentirse en confianza y permitirse explorar diferentes aspectos de su naturaleza. Es por eso que le pedimos a The Numen Studio que la decoración estuviese orientada hacia la naturaleza, ya que para nosotros simboliza esa especie de madre universal que, independientemente de tu creencia, raza, religión, partido político o sexo, nos nutre a todos con su presencia. 

 

 Yo. Por cierto, perdóname por ser tan sincera con lo de, bueno, que no entiendo nada de nada y me gustaría que me explicaras que hacéis, las actividades…

 

Begoña. ¿Ves? El espacio ya está cumpliendo con una de sus misiones. Que la gente que se acerque a él sea capaz de expresar con sinceridad y autenticidad lo que lleva dentro. Jajaja… nada que perdonar, es normal que estas palabrejas te suenen a chino. Si me permites, voy a dar un par de pinceladas a cada actividad para que te hagas una idea.

 

 

-  Bowspring: Es un nuevo tipo de yoga, creado por una mujer, que trabaja con la fascia más que con la musculatura. Respeta las curvas de la espina dorsal y te enseña a estar presente en tu cuerpo en las acciones cotidianas. Es como hacerte osteopatía a ti mismo.

 

  

-  Bioenergética: Es un tipo de psicoterapia corporal que, a través del psicoanálisis, el movimiento, la respiración y la expresión, trata de energetizar el cuerpo al mismo tiempo que agudiza la mente. Se conviertan sesiones individuales para trabajar aspectos de la vida que el cliente encuentre conflictivos, acompañando momentos de crisis y crecimiento.

 

 

Hatha Yoga: Es el yoga más tradicional basado en las posturas físicas y los ejercicios respiratorios.

 

Mindfulness: O Atención Plena. Es el camino de la meditación llevado al día a día. Proviene de la sabiduría budista y hoy en día está avalado por la ciencia como un camino de abrir nuevas vías neuronales en el cerebro y así poder crear nuevas formas de comportamiento en la Vida. 8 semanas de entrenamiento está comprobado que te cambian la vida.

 

Biomindness: Talleres y Retiros de crecimiento personal y transpersonal que integran la Bioenergética y el Mindfulness principalmente.

 

 -   Meditación Zezen. Es la práctica sentada de la meditación Zen.

 

 

-   Los Masajes creo que no necesitan presentación.

 

 

Yo. Y ¿tienen todas estas herramientas algo en común?

 

Begoña. Sí, claro. Todas nos ayudan a entrar más en contacto con nosotros mismos, a conocernos mejor, a nivel físico, emocional, mental y… esa palabreja tan rara que es transpersonal. Escuchamos hablar mucho del desarrollo personal, pero como monja laica Zen, mi creencia y vivencia son que somos algo mucho más grande de lo que creemos que podemos llegar a ser. No importa cuánto se desarrolle tu persona, no importa cuán maduro sea tu ego, en la profundidad de nuestros corazones habita una Verdad que no se puede explicar con palabras porque está más allá del pensamiento que, al entrar en contacto con ella, sana muchas heridas y da luz a las sombras de nuestra alma.

 

A mí me gusta llamarlo El Misterio. Lo transpersonal entrena, orienta y enfoca hacia este Misterio del que poco se puede decir, pero que creo que todos intuimos.

 

Yo. He visto en el cartel de la entrada que este mes habláis del niño interior…¿Cada mes es un tema, todas las actividades giran en torno a él?

 

 

 

Begoña: Queríamos darle una continuidad al trabajo y este año elegimos diferentes animales que, con sus cualidades, nos inspiran temas de desarrollo. Si entras en nuestra web www.paseosescorial.es, podrás ver las diferentes temáticas de cada mes y el animal que las inspira. Este mes, como bien has visto, es el delfín, que nos lleva al niño interior.

 

Yo. Y… ¿Qué relación tiene el niño interior con todo lo que has mencionado anteriormente?

 

Begoña. En todo el trabajo de autoconocimiento se trata de hacer consciente lo inconsciente para poder verlo con claridad. Cuando somos niños, nuestro infantil anhelo de ser amados exclusivamente y sin límites, choca inevitablemente con la realidad de unos padres humanos y una sociedad imperfecta. El niño hace lo que puede para sobrevivir en el entorno que le ha tocado, y normalmente lo hace enmascarando su verdadera naturaleza para encajar, y defendiéndose del dolor de no recibir el amor que quiere con diferentes estrategias.

 

 

 El niño saca conclusiones equivocadas de la realidad y basa su vida adulta en ellas. Ahí es donde comienza a formarse la personalidad, estructurada muchas veces en creencias infantiles como “todo o nada”, “el mundo es hostil”, “puedo hacer lo que quiera porque soy omnipotente”, “no te puedes fiar de los hombres”, “tengo que ser perfecta “las mujeres están locas”, “el amor no existe”, “si lo hago todo bien tendrán que quererme”, “yo tengo la culpa de todo”… Hay infinidad de creencias erróneas y de sentimientos enmascarados que impiden que en nuestra vida adulta seamos auténticos, y que esconden la naturalidad y espontaneidad del niño, junto con sus dones y talentos.

 

Cuando todo esto sale a la luz de la conciencia y comienzas a liberarte de esas creencias y te permites sentir con naturalidad tanto las penas como las alegrías, los fracasos y los éxitos, y no te autoimpones una manera específica de vivir, sentir, pensar y hacer, ese niño o niña pueden ser libres, sentirse seguros, y jugar con la sabiduría de un anciano.

 

 

 

A medida que Begoña iba hablando he intentado imaginarme a mi niña interior..la niña de mirada curiosa, la que ha bajado la calle con la ilusión de descubrir algo nuevo. Con esa mirada entro al baño…un homenaje a la abeja en peligro de extinción…

 

 

 

 

 

 

cuando me recupero de la risa me fijo en el techo, una ilusión de patio interior, de claraboya que viene de algún lugar, sin duda mágico y que sólo ha podido idear la mente de unas niñas grandes…

 

 

 

.y sigo pensando mientras me despido de ella…un refugio

 

Hasta ahora, un refugio era para mí era esa canción que te pones con los cascos cuando necesitas llorar a gusto, esa taza de café con un amigo en donde se para el tiempo y puedes ser tú, ese sitio donde todo lo que te asusta, te agrede, te hace ponerte esa careta para que no te hagan daño simplemente no está ….. Creo que partir de ahora ese sitio, ese refugio será también Paseos ¡¡¡Mañana empiezo las clases¡¡¡

 

 

 

Autores: Carmen Pérez Díaz/ Begoña Ventura

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Entradas destacadas

La práctica del Yoga

23/8/2017

1/2
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Paseos
  • Instagram Paseos
  • Grey YouTube Icon

(C) 2017 Paseos 

Desarrollo personal y transpersonal

Desarrollo web: Flor de Nippur

Síguenos

  • Facebook Paseos
  • Instagram Paseos
  • Grey YouTube Icon

San Lorenzo de El Escorial, Madrid

paseoselescorial@gmail.com

663.244.264